Una de las preocupaciones de los padres suele ser la alimentación de sus hijos/as, ya sea por si no come lo suficiente, mantiene una alimentación balanceada o consume alimentos alto en azúcares y grasas trans. Además, existen las enfermedades alimenticias como obesidad, anorexia y bulimia nerviosas. Según cifras de la Fundación Fita y de la Asociación española para el estudio de estos trastornos, alrededor de 400.000 personas padecen en España algún trastorno de la conducta alimentaria (TCA), de los que 300.000 son chicos y chicas de entre 12 y 24 años, siendo la tercera causa de enfermedad crónica en la adolescencia.

En Campus Experience Fundación Real Madrid, creemos que la alimentación de los niños y niñas en edad de desarrollo y para la práctica de deporte es fundamental para que sepan en qué alimentos se debe basar su alimentación. Uno de nuestros pilares fundamentales está basado en una educación alimenticia adecuada para que puedan generar hábitos saludables, ya que contamos con expertos para instruir a los niños y niñas con el objetivo de que puedan adquirir una rutina que esté basada en una alimentación balanceada y enfocada en lograr un mayor rendimiento.

Asimismo, nos gustaría recomendar algunas claves y pautas a los padres, para prevenir posibles enfermedades alimenticias en sus hijos:

  • Rutina de alimentación: Ayudando a nuestros hijos al organizar la ingesta de alimentos, les enseñamos la importancia de generar hábitos saludables y sus beneficios. En este sentido, es crucial determinar horarios para las comidas del día, dividiéndolas en cuatro o cinco ingestas al día, con el objetivo de no saltarse comidas y evitar el picoteo.
  • Dieta balanceada: Es fundamental que la dieta a implementar sea sana y variada en los tipos de alimentos a incluir, con poca cantidad de dulces y postres ultra procesados y que contengan grasas trans. Es muy importante que los platos dispongan de verduras y frutas de forma variada.
  • Generar un ámbito seguro: La comunicación dentro del grupo familiar es fundamental para que nuestros hijos sientan la confianza suficiente para hablar de diferentes temas y preocupaciones que deseen profundizar.
  • Cuidar la autoestima: Los trastornos alimenticios tienen un motivo psicológico, por lo cual es fundamental prestar atención a comportamientos de nuestros hijos y detectar conductas que nos llamen la atención. Es crucial crear hábitos para que descubran sus capacidades y estén bien consigo mismos, evitando condicionar el cuerpo solo a la apariencia.
  • Crear hábitos saludables: La búsqueda de un deporte para que comience a mejorar sus hábitos alimenticios y una vez que haya bajado de peso o recuperado el peso acorde a su edad, es fundamental que siga practicándolo como método saludable.

Teniendo en cuenta los puntos anteriores, es fundamental el acompañamiento de los padres si su hijo o hija sufre algún tipo de trastorno de la conducta alimentaria (TCA), sumado a la consulta constante con un médico especialista y un psicólogo que saben cómo tratar y resolver este tipo de casos.

Estudio de la Fundación Fita y de la Asociación española para el estudio de los Trastornos de la Conducta Alimentaria.

Comentar:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × cuatro =