A la educación física le ha costado muchos años dejar de ser la “clase de gimnasia”. Tener la consideración de ser parte de la formación de los alumnos es un trabajo que aún tiene camino por recorrer puesto que las horas lectivas dedicadas a esta materia son aún muy escasas. Tal y como indica un reciente Estudio de la Gasol Foundation, el 63% de los niños no cumple con el ejercicio mínimo diario que aconseja la Organización Mundial de la Salud (OMS) de una hora diaria de actividad intensa pero, sin embargo, dedican una media de 3 horas por jornada y hasta 5 el fin de semana a actividades sedentarias.

Por ello, al ser el colegio el lugar donde los niños y niñas pasan el mayor tiempo del día es necesario reevaluar la cantidad de horas de actividad física que realizan, con el objetivo de mejorar la condición física de los alumnos y reducir el sedentarismo. Para ello, las instituciones educativas deberían analizar la cantidad total de horas semanales dedicadas a la actividad física para que los niños y niñas puedan mejorar su rendimiento académico.

¿Por qué deberían hacer más horas de deporte los niños en la escuela?

  • Aumento del rendimiento escolar en las demás asignaturas: al disponer de mayor tiempo para despejarse realizando actividad física, los niños y niñas pueden enfocarse mejor en las tareas de cada asignatura y aumentar la capacidad de aprendizaje.
  • Mejora de la postura corporal: el aprendizaje de diferentes disciplinas deportivas permite mejorar los hábitos posturales, tanto a la hora de practicar cualquier deporte como a la hora de estudiar. De esta manera, conseguirán una mayor concentración y oxigenación del cerebro para incorporar nuevos conocimientos.
  • Disminución de la ansiedad: el aumento de horas en deporte permite a los alumnos y alumnas mejorar su tolerancia a la ansiedad, logrando generar momentos de relajación ante situaciones de estrés. Según un estudio realizado por investigadores de las universidades de Oxford y Yale, publicado en la revista The Lancet, la práctica de deporte actúa en los neurotransmisores y transmite sensación de calma y felicidad frente al entorno.

Por ello, Campus Experience Fundación Real Madrid, ofrece diferentes programas y modalidades deportivas para que los niños y niñas disfruten durante los meses de verano. De esta manera, podrán vivir experiencias únicas, disponer de horas de ejercicios y aprender de manera divertida, a través de diferentes actividades lúdicas.

Comentar:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + dieciocho =