Por Joaquín Sagués, director general de Campus Experience Fundación Real Madrid

Al comenzar esta aventura nadie era capaz de imaginar la importancia y tamaño que este proyecto alcanzaría. Enseñar las técnicas del fútbol y, al mismo tiempo, educar en valores a todos aquellos niños y niñas que acudiesen a nuestro Campus, era simplemente un sueño hace tan solo 10 años. Hoy en día podemos asegurar que es una realidad que consigue hacer felices a muchas niñas y niños cada verano, no solo en España, sino que lo logra alrededor del mundo entero.

Viendo cada uno de sus partidos, experimentando la emoción de sus cientos de goles y a través de sus jugadores, cada año se hace evidente el hecho de que, cuando hablas de fútbol uno de los primeros equipos que se te viene a la cabeza es el Real Madrid. Y, por eso, cuando surgió la idea de crear este campus, sabíamos que era necesario aportar algún valor que hiciera este proyecto único: unir el fútbol a los principios y valores que el Real Madrid ha representado desde que se creó.

Autodisciplina, respeto, iniciativa, esfuerzo y trabajo en equipo, son los valores que forman parte del día a día de los más de 3.500 niños y niñas que pasan parte de sus vacaciones en Campus Experience. Un campamento en el que realizan entrenamientos de fútbol y dedican otra parte de la jornada a las actividades lúdicas, y a las formativas, basadas en cada uno de nuestros valores.

Trabajar por bloques, a través de programas semanales, es una de las claves de nuestro éxito. El niño o la niña cuando llega el lunes llega como un individuo, no pertenece al colectivo y trabajamos con ellos valores del “yo” como la iniciativa, trasladado al campo de juego se traduce en dedicarle tiempo al golpeo y control del balón, el regate, el disparo… Todos los juegos y actividades de la jornada van dedicados a ese valor, porque en un partido hay que tomar decisiones constantemente, igual que en la vida real de ahí la importancia de la iniciativa. Conforme avanza la semana trabajamos el “nosotros”, valores de grupo: trabajo en equipo, compañerismo… atacar juntos, ir todos a defender la portería etc. Y conforme finaliza la semana se fomentan los valores concernientes al “ellos”: el respeto a los demás y la solidaridad.

Pero no todo va a ser entrenamiento, está claro, los momentos de ocio en la piscina, juegos entre los amigos y momentos al aire libre los compartirán con muchas de sus compañeras y compañeros, que también formarán parte de esta experiencia. Además, debido a la gran diversidad de nacionalidades con las que contamos, ponemos en práctica los valores enseñados de tolerancia y la solidaridad, dos de los principios básicos de Campus Experience.

Junto con esta forma de trabajar, otro aspecto que nos distingue es que todos los entrenadores y entrenadoras pertenecen a la Fundación del Real Madrid y están altamente cualificados. Así como los monitores y monitoras de nuestro campus pertenecen al ámbito educativo (magisterio, pedagogía, etc.), es decir, son personas con vocación docente, ya que la formación es una prioridad para nosotros. Todos ellos les mostrarán a los niños y niñas el camino a la excelencia, les guiarán para ser la mejor o el mejor en todo lo que se propongan, enseñándoles, al mismo tiempo, a gestionar los sentimientos del individuo, del “nosotros” y el “ellos”.

Hoy en día Campus Experience ha tenido presencia en más de 45 países de todo el mundo, en cuatro continentes, nos falta alcanzar Oceanía. Algunos de los países son: Shangai, Canadá, Argentina, Grecia, Inglaterra, Sudáfrica, entre muchos otros. En este sentido, la proyección es crecer más para acercar todo nuestro proyecto, nuestro trabajo en valores y fútbol a todos los niños del mundo.

Comentar:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve + 4 =