Entrenamientos de fútbol base en tiempos de pandemia.

Los campos de fútbol base llevan varias semanas en marcha, con entrenamientos adaptados a los nuevos protocolos sanitarios y con jugadores y entrenadores de vuelta a la actividad. El fútbol ha cambiado pero los clubes no se rinden y buscan reinventarse e identificar nuevas alternativas que permitan ofrecer sesiones de calidad a sus deportistas, evitando que los entrenamientos se resientan por las restricciones actuales. Los clubes han adaptado sus metodologías de trabajo y adecuado las instalaciones conforme las indicaciones de las autoridades sanitarias y deportivas. El fútbol base se reinventa, analiza las medidas y maniobra decisiones para continuar con la práctica.

Las medidas se cumplen rigurosamente y con responsabilidad por los jugadores, familiares e integrantes del club a la hora de acudir a las sesiones en las instalaciones deportivas. Los clubes asignan a una persona como responsable del cumplimiento de normas tales como restricciones de acceso únicamente a jugadores y técnicos del club, controles de temperatura, lavado de manos con gel hidroalcohólico, alfombras desinfectantes para el calzado,  grupos de entrenamiento reducidos, ventilación continuada, uso de mascarilla durante el entrenamiento y desinfección de material técnico de entrenamiento y juego.

Siempre que el protocolo lo permita, el fútbol base vela por preservar los entrenamientos globalizados, con tareas de activación, técnica y competiciones reducidas. Cumpliendo estas dinámicas, se logra desarrollar sesiones completas y activas, que se ajusten a la realidad actual y que apliquen los objetivos de la programación del club. En el caso de que no sea posible globalizar las sesiones, planteando entrenamientos para números más reducidos de jugadores, en el fútbol base se considera conveniente recurrir al uso de materiales complementarios tales como las escaleras o aros para el entrenamiento de la coordinación y activación y porterías de tamaño reducido, picas y jugadores barrera para tareas de finalización y progresión. 

En Campus Experience Fundación Real Madrid somos plenamente conscientes de esta realidad y, por ello, tomamos siempre medidas para asegurar el bienestar y salud de todos nuestros componentes. Este pasado verano 2020, implementamos 3 tipos de medidas para garantizar la salud de todos: la higiene, con lavado constante de manos y desinfección de espacios y materiales; el uso de mascarilla obligatoria; y el distanciamiento social en grupos de convivencia de 15 participantes como máximo. Adaptamos todas las actividades y grupos, de manera que el contacto fuese limitado y realizamos tests serológicos de anticuerpos a todos los participantes. 

¡Desde Campus Experience Fundación Real Madrid estamos deseando ver rodar el balón muy pronto en las competiciones oficiales de nuestros niños y niñas y aún más, si cabe, verles disfrutar una vez más de su verano en nuestros Campus Experience! 

 

Comentar:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos + 10 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.