Descubre cómo impulsar tu potencial a través de una alimentación saludable.

El pasado 16 de octubre, se celebró el Día Mundial de la Alimentación, una fecha clave en la que concienciarnos de nuestros hábitos alimenticios. Desde Campus Experience Fundación Real Madrid queremos subrayar la importancia de llevar una vida activa y una alimentación saludable. Ambos aspectos son clave para mantener un buen estado de salud y un rendimiento deportivo elevado y por este motivo, Campus Experience integra la educación nutricional entre sus principales áreas de trabajo.

Consumir alimentos que aporten una óptima cobertura de los nutrientes requeridos en un/a jugador/a de fútbol es esencial para lograr un correcto desarrollo y crecimiento, tanto a nivel físico como intelectual. Nuestros deportistas deben sensibilizar en mayor medida con dicho requerimiento, ya que en la práctica del fútbol los músculos necesitan de un suministro suficiente de energía para funcionar y rendir. La dieta de un niño o niña deportista debe adaptarse al consumo energético extra derivado de la actividad física y cumplir con una hidratación adecuada. La alimentación tiene un alto impacto en el fútbol y por ello, llevar una alimentación adecuada conducirá al éxito y reducirá los riesgos de enfermedad o lesión.

La nutrición enfocada al fútbol debe controlarse antes, durante y después del entrenamiento o competición. La rutina nutricional antes de la práctica de fútbol es imprescindible para reducir al máximo la sensación de fatiga, durante para sacar partido a tu rendimiento y al finalizar para lograr una adecuada recuperación. 

  1. PRE-: alimentación enfocada al establecimiento de una reserva de nutrientes. Con un margen de 3 horas antes de la actividad física, esta ingesta debe cumplir con el objetivo de aportar la máxima energía y ser fácilmente digerible. Rica en hidratos de carbono, proteínas y grasas, y siempre evitando los azúcares simples. Asimismo, antes del partido es primordial darle protagonismo a la hidratación.
  2. DURANTE: la clave de esta etapa es la hidratación. Se debe tratar de aprovechar cualquier pausa para beber agua. Y en el descanso, se considera ideal incluir hidratos de carbono sencillos para recargar tu combustible y evitar el agotamiento.
  3. POST-: en esta etapa, es fundamental la rehidratación y la recarga nutritiva a través de proteínas que favorezcan la recuperación muscular.

En el fútbol la constancia es la clave para un excelente rendimiento, en todos los sentidos. Respetar la alimentación únicamente el día de competición o pocos días antes es muy importante pero no suficiente. Por ello, para convertirse en un gran futbolista, la alimentación saludable y equilibrada debe ser constante, todos los días.  El fútbol es un deporte exigente e intenso, recuerda que ¡una buena nutrición es el secreto del éxito!

Comentar:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × uno =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.